Crece tu negocio con el marketing de contenidos

Encontrar la fórmula exacta para que un negocio tenga un crecimiento constante es casi imposible. Lo que le funciona a uno no es garantía de que le sirva a otro. Y no existe un manual que dé las claves probadas para acelerar una empresa.

De ser así, todos los empresarios tendrían trazado el camino exacto para acelerar sus marcas. 

En esta búsqueda de los secretos del éxito los negocios omiten por ignorancia, ya sea de su existencia o su metodología, al marketing de contenidos. Al hacerlo pierden una gran oportunidad para impulsar sus proyectos y ganar más cuota de mercado con clientes satisfechos que compren más de una vez o aumenten su ticket promedio. 

Para muchos emprendimientos y pymes su estrategia de mercadotecnia consiste en destinar mensualmente una parte de su presupuesto en comprar anuncios para generar tráfico a sus páginas web y esperar a que uno de los visitantes se convierta en cliente. 

Los resultados en muchas ocasiones no son los esperados como consecuencia de una realidad indiscutible: estamos saturados de anuncios

Nos conectamos a nuestras redes sociales y lo primero que vemos es publicidad. Entramos a Facebook y la plataforma nos recibe con sugerencias de productos o páginas. Nos damos una vuelta en Twitter y aparece una tendencia patrocinada. Revisamos nuestro correo y ¡sorpresa!, la bandeja de promociones tiene 5 mails esperándonos.

Todas las empresas quieren vender algo y se pelean por nuestra atención interrumpiendo nuestras actividades cotidianas con un mensaje que la mayoría de las veces no es relevante o está fuera de tiempo. 

De ahí que los consumidores han desarrollado una clase de “ceguera” ante las comunicaciones provenientes de una estrategia de marketing de interrupción.

Entonces, el resultado predecible es que las marcas que le apuestan a esta modalidad de mkt se ven en problemas al no encontrar un retorno aceptable a su inversión. Gastan en correr campañas que no convencen a nadie y por dedicar muchos recursos para atraer nuevos clientes descuidan a los que ya tienen.

Si eres de este tipo de negocio es tiempo de darle oportunidad al content marketing para crecer y comercializar más. 

El marketing de contenidos te ayuda a crear interacciones y conexiones más profundas con tu público meta, que a la larga, se convierten en ventas y fidelidad hacia tus servicios y productos.  

La diferencia principal entre los dos tipos anteriores de marketing es que el de contenidos proporciona información de valor a quien lo consume. Enseña, divierte o educa sobre un tema en específico relacionado a un producto. Además, responde dudas y ayuda a la toma de decisiones de tu audiencia.

Mientras que el marketing de la interrupción busca captar la atención para decir  “COMPRA, COMPRA, COMPRA”.

Si utilizas el marketing de contenidos en tu empresa tendrás un crecimiento más sostenible porque estás explicándoles a tus clientes cómo les resuelves un problema que tienen a través de tus servicios y artículos a la venta.

Esa es la clave y distinción entre ambas estrategias. La primera se convierte en “amigo” de los compradores y la segunda empuja un mensaje no solicitado.

Y no te confundas. El content marketing si puede ser plataforma de venta, solo que va después y es de una forma más sutil. Primero te estableces como una marca confiable que sabe de los dolores de sus clientes y ha encontrado la forma de resolverlos. Lo haces con contenidos como infografías, notas de blog, videos y posteos en redes sociales.

Posteriormente te posicionas como una marca con autoridad para hablar de un tema o sector y así desarrollas confianza entre tus seguidores.

El siguiente paso será cuando ellos busquen solucionar una necesidad. En ese momento ya te tendrán perfectamente ubicado como la marca más relevante en el mercado y se dará naturalmente la compra.  

Incluso, cuando tienes una estrategia de marketing de contenidos puedes nutrir continuamente a tus seguidores y clientes de información sobre ti al tiempo que creas vínculos que no se logran con un anuncio. Todo basado en un intercambio: tu marca da conocimiento de valor y a cambio tus consumidores dan su atención. 

Crecer un negocio es más sencillo si conoces a tus clientes y estás dispuesto a conversar con ellos. Puedes mostrarles que tienen un aliado en la búsqueda de una vida sin problemas y no una marca que les quita el tiempo con mensajes de venta todo el tiempo. Si logras entender la diferencia verás en poco tiempo que tus ventas comenzarán a subir.

¿Quieres saber más de marketing de contenidos y cómo aplicarlo en tu emprendimiento o negocio? Ponte en contacto con nosotros y platiquemos.

Trending news vs contenido de nicho

Competir por la atención de los usuarios en las plataformas digitales se ha vuelto brutal. Con la disminución constante del lapso de atención que como usuarios tenemos hacia un contenido, es cada vez más difícil para las empresas publicar información llamativa que provoque una reacción positiva por parte de su audiencia.

El doomscrolling es un hábito común y los bouncing rates en redes y web crecen de forma constante. La apatía llegó para quedarse en la navegación y sin una estrategia de marketing de contenidos efectiva los negocios y emprendimientos pierden alcance online.

Como consecuencia natural y con la intención de recuperar visitas y clics, muchas marcas de nicho (que tienen definida una comunidad con intereses en común) han optado por entrar a la moda de las trending news en un esfuerzo para captar las miradas de la audiencia.

El contenido de trending news es en pocas palabras información que está sucediendo en el momento y tiene cierta relevancia general y atractivo para un público masivo. Es decir, apuntar a lo grande en algo parecido a disparar con una escopeta. Hacer el tiro y por probabilidad, seguro le atinará a alguien.

Mientras que el contenido de nicho es aquel que es especializado y de valor para la comunidad de un negocio. Funciona para posicionar a una marca como autoridad en el tema y por ser específico a un grupo de personas con temas comunes, es muy bien recibido ya que soluciona un problema o resuelve una necesidad.

Tanto el contenido de nicho como el de trending news tienen sus ventajas y desventajas. La clave es encontrar el punto preciso donde una marca pueda publicar de ambos sin perder su identidad y seguidores.

Cuando una marca quiere hablar de todo y treparse a lo que está en tendencia sin tener nada que ver con su propuesta de valor como negocio corre el riesgo de perder su reconocimiento de experta en un sector y confundir a nuevas y existentes audiencias.

Pensemos en un sitio web dedicado a bodas y celebraciones de matrimonio (este es el nicho). Su grupo estaría conformado principalmente por mujeres que están a punto de casarse y quieren contenido sobre vestidos, banquetes, lugares espectaculares para la luna de miel, decoración, tips para el festejo, etc.

Ahora, ¿qué pasaría si de pronto esta página web empieza a publicar sobre fútbol porque se está transmitiendo un gran partido? Es un tema un poco alejado de sus followers pero es lo suficientemente masivo para llamar la atención de alguien. Es un plan de marketing de contenidos un poco arriesgado.

El resultado serían nuevas visitas de personas que no conocen la página. Sin embargo, este grupo no tiene el deseo latente de conocer sobre bodas. Es decir, no consumirá el contenido de este tema y si hay alguna oferta en el portal o red social relacionada no le dará clic.

Estos visitantes llegaron buscando detalles del partido de soccer pero no les interesa saber de vestidos o moda.

Veamos otro tipo de negocio y los tipos de contenido que pueden usar:

Y aún hay más. Tu actual comunidad puede confundirse con las publicaciones de fútbol que hagas y quitarte el follow que tanto te costó ganar.

Nunca hay que perder de vista que tu nicho actual te comenzó a seguir por una razón: brindas contenido que sirve para resolver un problema.

Crecer el following es bueno, pero al final se trata de una métrica de vanidad, El número de seguidores no significa que todos sean clientes o vayan a responder a tus call to action.

Por eso, antes de entrar a las trending news evalúa si vale la pena esta estrategia. Te recomendamos que si lo haces busques cómo crear un balance saludable con la información de tu nicho y trabajar más en dar valor a través de tu content marketing.

¿Quieres platicar de tu marketing de contenidos? Agenda una asesoría con nosotros aquí.

4 ideas de contenido para negocios

Hace tiempo tuve el chance de ser parte del equipo encargado de dar talleres de Facebook para su comunidad de emprendedores. Entre la audiencia se encontraban todo tipo de negocios y pymes que se conectaban a nuestros webinars para conocer el funcionamiento, ventajas y beneficios de las herramientas de la marca.

Al final de cada capacitación había un espacio para preguntas y respuestas. Muchas de las dudas de los asistentes iban sobre aspectos técnicos de las plataformas. Algunas cuantas sobre el mejor contenido para publicar en Facebook, Instagram y hasta WhatsApp for Business.

Una pregunta muy común era “¿Qué hago si no tengo nada que publicar en redes sociales?”.

La falta de historias y contenido para compartir con los clientes en las cuentas sociales o plataformas online es una preocupación constante de los negocios.

Sin embargo, se trata de una inquietud fácil de resolver. Solo se necesita echar una mirada al propio negocio y todo lo que hay detrás de él.

Te doy 4 ideas de marketing de contenidos que pueden aplicarse a cualquier empresa sin importar su tamaño o sector. Su finalidad es crear engagement con el público y dar a conocer tu empresa transmitiendo información de valor para clientes actuales y futuros:

La razón de ser de tu negocio

En años recientes ha tomado mucha fuerza una tendencia en los hábitos de consumo donde los clientes quieren saber qué hay detrás de los productos y servicios que van a adquirir.

Buscan comprarle a marcas con conciencia ecológica y cuyo impacto económico sea positivo en las comunidades de dónde vienen. Rechazan los negocios que atentan contra el medio ambiente o utilizan mano de obra con personas en condiciones de explotación.

El eje central de este movimiento es evitar dar dinero a las empresas que solo existen con el fin de generar ganancias sin importar los medios o el costo.

Una forma de destacar con tus contenidos es explicar la razón por la que fundaste tu negocio y cuál fue la motivación para hacerlo. Explica qué necesidades busca resolver, cómo afecta el entorno social y económico de la comunidad, de dónde vienen los materiales de elaboración, cuántos empleos generas, etc.

Cualquier punto positivo sirve para ser demostrado y compartido.

Por ejemplo, puedes hacer un Reel en Instagram presentándote en cámara y hablando sobre cómo surgió la idea de tu proyecto y a quiénes les estás facilitando la vida con él. Habla sobre tus metas y el público objetivo que se beneficia con tus productos.

Tu equipo de colaboradores

Además de ser un apapacho para ellos, reconocer su trabajo en redes sociales o página web es una forma muy efectiva de ponerle rostro a tu empresa. Cuando compramos algo o buscamos un servicio (y más ahora en cuarentena) a veces necesitamos del factor humano en la interacción con las marcas.

Y saber quiénes son los integrantes de ellas nos hace sentirlas más cercanas y comprometidas con su clientela.

Intenta contar las historias de las personas que trabajan contigo. Cuál es su papel en tu negocio, cómo llegaron a él, cuál es su experiencia y sobre todo, destaca sus virtudes que ayudan a que tu emprendimiento sea mejor que el resto en el mercado.

Este podría ser un buen posteo en redes si tienes un restaurante:
“Con gusto les presentamos a Laura Herrera. Es nuestra chef desde hace dos años. Cada platillo que sale de su cocina es una experiencia gustativa creada con mucho corazón. Si la ven pregunten por la sopa del día!”


Cómo usar tus productos

Esta idea aplica principalmente a productos o servicios donde los compradores puedan necesitar ayuda para usarlos. Aunque el sector obvio para esto es el de la tecnología también aplica para el ramo restaurantero, el de salud y belleza, juguetes, electrónicos y hasta el mercado de mascotas.

Se trata de hacer tutoriales donde enseñarás cómo sacarle el mayor provecho a un artículo o aplicarlo en la vida diaria. Idealmente debería ser un video para su fácil consumo (se puede ver en un celular y compartir) y lo puedes acompañar de un ebook o un posteo en tu blog.

Y no te estreses por la complejidad del contenido. No necesitas mucho presupuesto o una gran producción. Solo no pierdas de vista que el contenido debe responder la pregunta de “cómo se utiliza esto”.

Una ventaja extra es que puedes reducir el número de solicitudes de atención al cliente donde te pregunten sobre el funcionamiento o aplicaciones de lo que vendes. Es tiempo ganado para que tu equipo se dedique a otras cosas.

Tu diferenciador

La mayoría de los mercados son muy competitivos y una forma efectiva de sobresalir y captar más cuota es mostrando lo que te hace diferente.

Se trata de las características que hacen a tu emprendimiento o pyme distinto a todo lo que hay allá afuera. Puede ser el precio, la calidad del servicio al cliente, tiempos de garantía, modelos o variedades de un producto que tengas en exclusiva, etc.

La clave es saber perfectamente lo que das y que nadie más puede hacerlo.

Pero ojo, aunque pueda ser efectivo no recurras a hacer comparaciones abiertas con la competencia ya que te puedes ver soberbio, entrar en una confrontación o en el peor de los casos, hacerles publicidad gratuita.

Un buen formato de marketing de contenidos para destacar las diferencias de un negocio son las infografías. A través de esta pieza gráfica es fácil presentar conceptos elaborados para ser consumidos sin dificultad.

Como has visto, no es nada complicado tener material para compartir con tus consumidores. El secreto es saber aprovechar los recursos que ya tienes y usar la imaginación para darles nueva luz.

Y si te da flojera hacerlo o no tienes tiempo ¿por qué no mejor que lo haga alguien más?