Por qué el marketing de contenidos es valioso para los emprendimientos

Si tienes un emprendimiento seguramente haces todo lo posible para administrar eficazmente todos los recursos con los que cuentas. Buscas ahorrar tiempo y dinero mientras tratas de llevar tus productos y servicios a la mayor cantidad de gente para generar venta.

Para lograrlo, inviertes en estrategias de marketing y publicidad con la idea de obtener un buen retorno que se traduzca en clientes constantes y con buen ticket promedio. Y una estrategia probada para lograrlo es el marketing de contenidos.

No creas que se trata de una técnica exclusiva de grandes corporativos o que requiere presupuestos fuero de tu alcance. Eso es un mito.

El content marketing es perfecto para emprendimientos porque les permite crear conexiones fuertes y de fidelidad con sus consumidores, sin importar si son nuevos negocios o que pertenecen a un mercado muy competido.

La clave es identificar y saber utilizar todos tus assets para llevarlos a una audiencia de tal manera que les brinde valor y les ayude a resolver una necesidad.  Y estos recursos no se limitan a las cosas que vendes, también se pueden sumar tus clientes, la historia de tu marca, tus colaboradores, el lugar donde operas, tendencias del mercado, etc… ¡Todo sirve para ayudar a tus audiencias a conocerte y elegirte!

El marketing de contenidos es perfecto para crear confianza en el consumidor, ser parte de su mundo y al final cerrar una venta. Te explicamos cómo en 3 puntos:

  1. Funciona para crear awareness:

Si tu emprendimiento es nuevo probablemente nadie lo conozca y necesites posicionarte en la mente de tus posibles consumidores. Con una estrategia de marketing de contenidos puedes comenzar a ser identificado y asociado a un sector y captar la atención de tu mercado meta.

Para iniciar puedes armar videos sencillos en redes sociales mostrando lo que vendes y enseñando cómo resuelven un problema en específico de tus seguidores.

También funcionará un tutorial de su uso y las aplicaciones ideales en la vida cotidiana. Puede ser una infografía o un artículo para tu blog (porque ya tienes uno ¿verdad?).

Muy importante, no olvides que antes de arrancar tus campañas de content tienes que tener muy claro cuál es tu audiencia ideal para poder crear mensajes que sean relevantes para ellos. Si conoces sus “dolores” será más fácil acercarte y facilitar sus decisiones de compra.

2. Resuelve dudas y preguntas comunes

Al lanzar tu negocio necesitas que los actuales y futuros usuarios de tus productos conozcan cómo funcionan y por qué son diferentes a los que ya existen en el mercado (tu competencia).

Implementando un buen marketing de contenidos aprovecharás las plataformas a tu disposición (página web, redes sociales, foros, podcasts) para responder preguntas comunes o comentarios en torno a tus productos.

Seguramente ya tienes identificadas cuáles son, entonces ahora toca crear materiales que pueden orientar a tus compradores cuando se sientan perdidos sobre un tema relacionado a tu marca.

Muchas preguntas estarán relacionadas a precio, condiciones de uso, devoluciones, funcionalidades exclusivas del producto, diferencias con la competencia, etc. Trata siempre de responder honestamente y usando un lenguaje claro y lo menos técnico posible.

Una ventaja extra de usar contenidos para educar sobre tu oferta, es que agilizarás las cosas para tu área de atención al cliente ya que tu marketing se encargará de responder dudas habituales. ¡Optimizas el tiempo y dinero de este equipo!

Un primer paso es montar una sección de FAQs (Frequently Asked Questions) en tu sitio web con cápsulas, manuales y notas que sirvan de materiales de consulta para tus clientes.

3. Establece autoridad

Uno de los drivers más importantes para que un consumidor se decida por una marca es su reputación. Da igual que sector sea, desde retail hasta autos de lujo, la autoridad de una empresa es un factor que genera confianza automática en las personas.

Si escuchas de Adidas, sabes inmediatamente que es ropa deportiva de tendencia. Y si oyes hablar de software sabes que Microsoft o Apple son garantía de calidad.

Obviamente, este posicionamiento lo lograron a través de muchos años de invertir en marketing, pero tu puedes lograrlo realizando marketing de contenidos con un enfoque educativo.

Desde tu emprendimiento tienes que compartir tu conocimiento de un tema o sector con tus audiencias y seguidores. Demostrarles por qué eres un experto y que conoces los desafíos y retos que las personas de un nicho están viviendo.

Si vendes tecnología enseña los últimos gadgets y da tu opinión sobre ellos. En el caso de ropa o moda explica las tendencias de la temporada y si comercializas alimento para mascotas da tus reseñas de las mejores opciones.  

Utiliza tus plataformas para brindar valor y conocimiento. La clave es que tus posibles clientes piensen en ti como una empresa (o persona) que conoce perfectamente sus necesidades y sabe cómo resolverlas. De eso se trata la autoridad.

No te quedes atrás en implementar una estrategia de marketing de contenidos. Es un vehículo para llevar tu mensaje a audiencias que no estás tocando hoy y te ayudará a ser más competitivo en tu industria.

¿Quieres iniciar tu campaña de content marketing pero no sabes cómo? Platíquemos.

La clave para un buen marketing de contenidos

Las marcas y negocios tienen la necesidad de crear constantemente contenido para llenar sus redes sociales, blogs, webinars y páginas web. Y lo hacen pensando en factores como el posicionamiento SEO, el posible alcance en likes o views y qué tan “viral” puede ser una pieza.

En esta tarea los equipos de marketing se quiebran la cabeza tratando de encontrar la fórmula del éxito que los haga memorables en la mente de sus consumidores y omiten un ingrediente que puede hacer la diferencia para sobresalir en el competido espacio digital: la creatividad.

Como usuarios de las plataformas digitales estamos expuestos a una gran cantidad de información y contenido. Nos levantamos y revisamos nuestros smartphones “desayunando” nuestro feed de Instagram o Facebook y solo detenemos la mirada en las piezas que nos llaman la atención inmediatamente.

A la larga desarrollamos preferencia por ciertas marcas basándonos en los mensajes que nos han dado y el formato que usaron. ¿Nos entretuvo? ¿Nos educó en algún tema? ¿Nos resolvió un problema?

Si analizamos los contenidos que mejor funcionan y responden positivamente a las preguntas antes planteadas veremos que un denominador común es la habilidad de presentar bajo una nueva óptica un tema cotidiano o muy conocido.

Esa es la función de la creatividad. Transformar lo común en lo extraordinario.

Es el caso de los bailes en TikTok o las rutinas de fitness y tutoriales en los Reels de Instagram. También los videos de comedia en YouTube y los mensajes con más retweets en Twitter.

Son producto de desarrollar una idea previamente existente pero con nuevos elementos que la hacen más fácil, digerible y entretenida para asimilar por los seguidores de nuestras redes o visitantes del sitio web.

Ese es el secreto del éxito del marketing de contenidos de marcas como Nike o Avocados From Mexico. Nos presentan de forma distinta algo que tal vez hemos visto hasta el cansancio como un partido de futbol o unos aguacates.

Si quieres replicar este éxito usando la creatividad como base de tu estrategia de marketing de contenidos comienza aplicando estas 4 recomendaciones:

  1. No pienses que el presupuesto es sinónimo de creatividad

Este es un error muy habitual en los negocios. Considerar que más dinero invertido en el contenido se traduce en mayor alcance y recibimiento o que están presentando algo nunca antes visto en el mercado.

No es así.

Las ideas que llegan más lejos son las que se pueden compartir y trasladar a mensajes simples y fáciles de entender.

Piensa en todos los comerciales de automóviles que has visto. ¿Cuál es el que más recuerdas? Seguramente alguno que tenía un buen twist o abordaba situaciones poco convencionales.

Si el mensaje está bien trabajado los recursos técnicos y humanos como efectos especiales, influencers, realidad virtual y otros más, serán solo un adorno. Serán la forma no el fondo.  

2. Es un trabajo de equipo

La lluvia de ideas funciona porque permite una participación de varias personas para crear y crecer un concepto. Logra conjuntar que distintas experiencias de consumo convivan en un mismo espacio para analizar posibilidades de un contenido.

La creatividad producto de una sola persona es muy limitada porque viene desde una única perspectiva y puede estar sesgada.

Y esa es una de las razones por las que los posteos en redes sociales de las marcas no generan tracción. Provienen generalmente de la mente de una sola persona: el community manager.

Intenta generar una sesión con tu equipo de trabajo involucrando a todos los niveles para que reboten propuestas y puedan llenar las lagunas creativas que puedan tener. En conjunto tendrán más posibilidades de entregar algo distinto y valioso a su audiencia.

3. Investiga qué hace tu vecino

Si como marca no conoces lo que está haciendo la competencia estás desaprovechando una gran oportunidad de crecimiento. Hacer un benchmark creativo te dará pistas sobre lo que puede ser tendencia en tu mercado y sabrás que contenidos se están moviendo con buena respuesta en tu sector.

Al conocerlos verás que pueden servir de inspiración para crear variantes de una idea, pero claro, con el sello, cultura, valores y diferenciadores de tu negocio.

Además evitarás el grave error de presentar algo a tu audiencia de seguidores que alguien más ya les dio. El que pega primero (con una idea fresca), pega mejor.   

4. Ponte límites

Dicen que la creatividad no tiene fronteras pero en el caso de los negocios pequeños o emprendimientos es recomendable tener claro hasta dónde llegar al comenzar a desarrollar ideas de contenido.

Poner parámetros en el proceso creativo evitará que abuses de los recursos con los que cuentas y detendrás posibles pérdidas de tiempo o monetarias.

Existen numeroso casos de empresas que empeñadas en crear un contenido diferente, dedicaron más tiempo del debido a trabajarlo y salieron con él cuando ya no era relevante ni útil.  O simplemente el resultado fue una propuesta tan compleja que no era viable ejecutarla.

Siempre mantén tus expectativas en la tierra y asigna desde un principio durante la gestión de las ideas las reglas del juego para el equipo creativo.

La creatividad es un asset menospreciado al contabilizar los recursos de un negocio. Pero bien aplicada puede ser de gran ayuda para complementar la oferta de los productos o servicios y servir como herramienta para tener más personas que identifiquen a la marca por sus mensajes originales y se conviertan en clientes.

¿Necesitas ayuda con tu marketing de contenidos para meterles creatividad? Podemos ayudarte con solo un clic.

Cómo lograr una transformación digital exitosa

Cuando una crisis sucede es porque algo tiene que cambiar. Y el 2020 puso a varios emprendimientos y negocios en un punto donde se vieron forzados a reinventarse y entrar a terrenos y oportunidades no consideradas previamente o que simplemente no eran prioridad en su estrategia comercial.  

Las redes sociales, el e-commerce y las apps se volvieron un must para hacer frente a la contingencia y seguir vendiendo. Sin importar el tamaño o el sector, de la noche a la mañana todo tipo de negocios comenzaron a desarrollar su presencia online. 

Sin embargo, en muchos casos, fue con algunos tropiezos y desconocimiento natural de lo que implicaba. 

Ya en pleno 2021 la estrategia digital de tu marketing de contenidos debe ser más fuerte que nunca y debe ejecutarse contemplando nuevos siguientes factores.

  1. Hay un nuevo tipo de consumidor

Y ya probaron las ventajas de comprar en línea y ser atendidos sin salir de su casa. No significa que la experiencia física vaya a ser sustituida, pero este cambio de hábitos llegó para quedarse y los negocios deben dedicar recursos a satisfacer sus necesidades online. 

Como clientes, queremos servicio lo más rápido posible y conocer tu oferta y la forma en que nos soluciona un problema de forma sencilla y desde nuestro sillón. Nos hemos vuelto más exigentes y lo queremos todo rápido. Nos gusta mandar mensajes y que nos respondan en el momento. 

Si no recibimos respuesta de tu negocio cuando queremos algo, con solo un clic ya estamos buscando a tu competencia.

Utiliza tus contenidos para establecer un nuevo lazo de comunicación con tus seguidores. Resuelve sus preguntas más frecuentes sobre tus productos usando formatos fáciles de consumir y desarrolla un nuevo canal para estar en contacto con ellos usando videos, posteos con contenido de valor y hasta transmisiones en vivo en Facebook Live o Instagram.

  1. Monta tu página web o e-commerce ya y llénalo de información útil

Si tu negocio no requiere de un comercio en línea, es indispensable que tengas al menos un sitio web. No importa si eres un emprendimiento pequeño. No tener un website significa perder posibles clientes, ya que al tener tu página aumentas la visibilidad de tu marca para buscadores como Google y Bing. 

Recuerda que tu reputación como marca debe verse reflejada en el mundo en línea. Si eres conocido por un servicio impecable, así debe de ser digitalmente. O si tus clientes te identifican por tener un amplio surtido de productos, tu e-commerce debe de estar montado de tal manera que reduzca la fricción a la hora de comprar y encuentren lo que buscan de forma fácil. 

Cuando tengas en línea tu sitio sigue la parte laboriosa. Mantenerlo con visitas constantes. Y para lograrlo requieres tener una estrategia de marketing de contenidos que te permita brindar información que le sea útil a tu audiencia.

Así, esta comunidad visitará tu página web y regresará a ver el nuevo contenido. 

Recuerda que tiene que ser de valor, no se trata de solo publicar por publicar. Y si tienes un e-commerce considera las ventajas de tener un blog donde podrías explicar el funcionamiento de tus productos a la vez que ejerces como evangelizador de los mismos.

  1. Acércate a los anuncios pagados

Si tú entregas un folleto en la calle… ¿al final del día sabes cuántas mujeres lo vieron? ¿O cuáles eran sus edades? ¿Al menos sabes si son de tu localidad? Las mismas preguntas aplican para anuncios en una revista o periódico. Y un espectacular en una transitada avenida ni se diga.

El problema principal con los medios de publicidad tradicionales es que no estás seguro si les llegan a las personas indicadas. Es decir, las personas que pueden adquirir tu producto o servicio (y que realmente tienen un interés potencial).

Al crear anuncios en alguna plataforma en línea como Facebook o Google tienes la posibilidad de segmentar tus mensajes y dirigirlos a aquellos que cumplen con ciertas características (edad, género, aficiones, ubicación y mucho más) acordes a tu plan comercial. 

Y como complemento, en tu sitio web crea un newsletter donde se puedan registrar los visitantes para recibir noticias de tu empresa usando su email. Posteriormente usa esa base de datos para dirigir tus anuncios a las personas dentro de esa lista (se puede exportar en Facebook Ads). Tendrás más probabilidades de cerrar algo ya que han mostrado interés previo en tu marca.

  1. Siempre proporciona contenido de valor

Ya sea a través de los correos o de webinars, debes establecer un lazo fuerte con tu audiencia. Te tienen que percibir como un negocio confiable y con autoridad en lo que dice y recomienda. Haz un hábito el calendarizar todas tus comunicaciones basándose en tu plan de marketing y tendencias en redes sociales. 

También utiliza el storytelling para hablar de lo que hay detrás de tu negocio, tus colaboradores, los clientes que ya tienes y cómo les cambiaste la vida a través de tus productos y servicios.

Sé honesto y enfócate en un mensaje central: cómo solucionas un problema o resuelves una necesidad. Esta es tu brújula. 

Aprovecha plataformas gratuitas como Streamyard para hacer videos o lives donde lleves tu mensaje en un nuevo formato a nuevas audiencias. Los consumidores nos hemos acostumbrado a la era de los webinars, donde tenemos la oportunidad de conocer más a fondo a las marcas y sus creadores y el video live se ha vuelto esencial en los planes de marketing de contenidos. 

Ahora más que nunca es el momento de redoblar esfuerzos en nuestras estrategias de venta y captación de clientes. La ventaja del mundo digital es que permite experimentar con formatos y herramientas que pueden ahorrar tiempo y recursos. 

Si deseas la ayuda de un profesional en marketing de contenidos que te ayude a revisar tu estrategia o implementarla, puedes contactarnos aquí. Será un gusto conocerte.

4 ideas de contenido para negocios

Hace tiempo tuve el chance de ser parte del equipo encargado de dar talleres de Facebook para su comunidad de emprendedores. Entre la audiencia se encontraban todo tipo de negocios y pymes que se conectaban a nuestros webinars para conocer el funcionamiento, ventajas y beneficios de las herramientas de la marca.

Al final de cada capacitación había un espacio para preguntas y respuestas. Muchas de las dudas de los asistentes iban sobre aspectos técnicos de las plataformas. Algunas cuantas sobre el mejor contenido para publicar en Facebook, Instagram y hasta WhatsApp for Business.

Una pregunta muy común era “¿Qué hago si no tengo nada que publicar en redes sociales?”.

La falta de historias y contenido para compartir con los clientes en las cuentas sociales o plataformas online es una preocupación constante de los negocios.

Sin embargo, se trata de una inquietud fácil de resolver. Solo se necesita echar una mirada al propio negocio y todo lo que hay detrás de él.

Te doy 4 ideas de marketing de contenidos que pueden aplicarse a cualquier empresa sin importar su tamaño o sector. Su finalidad es crear engagement con el público y dar a conocer tu empresa transmitiendo información de valor para clientes actuales y futuros:

La razón de ser de tu negocio

En años recientes ha tomado mucha fuerza una tendencia en los hábitos de consumo donde los clientes quieren saber qué hay detrás de los productos y servicios que van a adquirir.

Buscan comprarle a marcas con conciencia ecológica y cuyo impacto económico sea positivo en las comunidades de dónde vienen. Rechazan los negocios que atentan contra el medio ambiente o utilizan mano de obra con personas en condiciones de explotación.

El eje central de este movimiento es evitar dar dinero a las empresas que solo existen con el fin de generar ganancias sin importar los medios o el costo.

Una forma de destacar con tus contenidos es explicar la razón por la que fundaste tu negocio y cuál fue la motivación para hacerlo. Explica qué necesidades busca resolver, cómo afecta el entorno social y económico de la comunidad, de dónde vienen los materiales de elaboración, cuántos empleos generas, etc.

Cualquier punto positivo sirve para ser demostrado y compartido.

Por ejemplo, puedes hacer un Reel en Instagram presentándote en cámara y hablando sobre cómo surgió la idea de tu proyecto y a quiénes les estás facilitando la vida con él. Habla sobre tus metas y el público objetivo que se beneficia con tus productos.

Tu equipo de colaboradores

Además de ser un apapacho para ellos, reconocer su trabajo en redes sociales o página web es una forma muy efectiva de ponerle rostro a tu empresa. Cuando compramos algo o buscamos un servicio (y más ahora en cuarentena) a veces necesitamos del factor humano en la interacción con las marcas.

Y saber quiénes son los integrantes de ellas nos hace sentirlas más cercanas y comprometidas con su clientela.

Intenta contar las historias de las personas que trabajan contigo. Cuál es su papel en tu negocio, cómo llegaron a él, cuál es su experiencia y sobre todo, destaca sus virtudes que ayudan a que tu emprendimiento sea mejor que el resto en el mercado.

Este podría ser un buen posteo en redes si tienes un restaurante:
“Con gusto les presentamos a Laura Herrera. Es nuestra chef desde hace dos años. Cada platillo que sale de su cocina es una experiencia gustativa creada con mucho corazón. Si la ven pregunten por la sopa del día!”


Cómo usar tus productos

Esta idea aplica principalmente a productos o servicios donde los compradores puedan necesitar ayuda para usarlos. Aunque el sector obvio para esto es el de la tecnología también aplica para el ramo restaurantero, el de salud y belleza, juguetes, electrónicos y hasta el mercado de mascotas.

Se trata de hacer tutoriales donde enseñarás cómo sacarle el mayor provecho a un artículo o aplicarlo en la vida diaria. Idealmente debería ser un video para su fácil consumo (se puede ver en un celular y compartir) y lo puedes acompañar de un ebook o un posteo en tu blog.

Y no te estreses por la complejidad del contenido. No necesitas mucho presupuesto o una gran producción. Solo no pierdas de vista que el contenido debe responder la pregunta de “cómo se utiliza esto”.

Una ventaja extra es que puedes reducir el número de solicitudes de atención al cliente donde te pregunten sobre el funcionamiento o aplicaciones de lo que vendes. Es tiempo ganado para que tu equipo se dedique a otras cosas.

Tu diferenciador

La mayoría de los mercados son muy competitivos y una forma efectiva de sobresalir y captar más cuota es mostrando lo que te hace diferente.

Se trata de las características que hacen a tu emprendimiento o pyme distinto a todo lo que hay allá afuera. Puede ser el precio, la calidad del servicio al cliente, tiempos de garantía, modelos o variedades de un producto que tengas en exclusiva, etc.

La clave es saber perfectamente lo que das y que nadie más puede hacerlo.

Pero ojo, aunque pueda ser efectivo no recurras a hacer comparaciones abiertas con la competencia ya que te puedes ver soberbio, entrar en una confrontación o en el peor de los casos, hacerles publicidad gratuita.

Un buen formato de marketing de contenidos para destacar las diferencias de un negocio son las infografías. A través de esta pieza gráfica es fácil presentar conceptos elaborados para ser consumidos sin dificultad.

Como has visto, no es nada complicado tener material para compartir con tus consumidores. El secreto es saber aprovechar los recursos que ya tienes y usar la imaginación para darles nueva luz.

Y si te da flojera hacerlo o no tienes tiempo ¿por qué no mejor que lo haga alguien más?