Crece tu negocio con el marketing de contenidos

Encontrar la fórmula exacta para que un negocio tenga un crecimiento constante es casi imposible. Lo que le funciona a uno no es garantía de que le sirva a otro. Y no existe un manual que dé las claves probadas para acelerar una empresa.

De ser así, todos los empresarios tendrían trazado el camino exacto para acelerar sus marcas. 

En esta búsqueda de los secretos del éxito los negocios omiten por ignorancia, ya sea de su existencia o su metodología, al marketing de contenidos. Al hacerlo pierden una gran oportunidad para impulsar sus proyectos y ganar más cuota de mercado con clientes satisfechos que compren más de una vez o aumenten su ticket promedio. 

Para muchos emprendimientos y pymes su estrategia de mercadotecnia consiste en destinar mensualmente una parte de su presupuesto en comprar anuncios para generar tráfico a sus páginas web y esperar a que uno de los visitantes se convierta en cliente. 

Los resultados en muchas ocasiones no son los esperados como consecuencia de una realidad indiscutible: estamos saturados de anuncios

Nos conectamos a nuestras redes sociales y lo primero que vemos es publicidad. Entramos a Facebook y la plataforma nos recibe con sugerencias de productos o páginas. Nos damos una vuelta en Twitter y aparece una tendencia patrocinada. Revisamos nuestro correo y ¡sorpresa!, la bandeja de promociones tiene 5 mails esperándonos.

Todas las empresas quieren vender algo y se pelean por nuestra atención interrumpiendo nuestras actividades cotidianas con un mensaje que la mayoría de las veces no es relevante o está fuera de tiempo. 

De ahí que los consumidores han desarrollado una clase de “ceguera” ante las comunicaciones provenientes de una estrategia de marketing de interrupción.

Entonces, el resultado predecible es que las marcas que le apuestan a esta modalidad de mkt se ven en problemas al no encontrar un retorno aceptable a su inversión. Gastan en correr campañas que no convencen a nadie y por dedicar muchos recursos para atraer nuevos clientes descuidan a los que ya tienen.

Si eres de este tipo de negocio es tiempo de darle oportunidad al content marketing para crecer y comercializar más. 

El marketing de contenidos te ayuda a crear interacciones y conexiones más profundas con tu público meta, que a la larga, se convierten en ventas y fidelidad hacia tus servicios y productos.  

La diferencia principal entre los dos tipos anteriores de marketing es que el de contenidos proporciona información de valor a quien lo consume. Enseña, divierte o educa sobre un tema en específico relacionado a un producto. Además, responde dudas y ayuda a la toma de decisiones de tu audiencia.

Mientras que el marketing de la interrupción busca captar la atención para decir  “COMPRA, COMPRA, COMPRA”.

Si utilizas el marketing de contenidos en tu empresa tendrás un crecimiento más sostenible porque estás explicándoles a tus clientes cómo les resuelves un problema que tienen a través de tus servicios y artículos a la venta.

Esa es la clave y distinción entre ambas estrategias. La primera se convierte en “amigo” de los compradores y la segunda empuja un mensaje no solicitado.

Y no te confundas. El content marketing si puede ser plataforma de venta, solo que va después y es de una forma más sutil. Primero te estableces como una marca confiable que sabe de los dolores de sus clientes y ha encontrado la forma de resolverlos. Lo haces con contenidos como infografías, notas de blog, videos y posteos en redes sociales.

Posteriormente te posicionas como una marca con autoridad para hablar de un tema o sector y así desarrollas confianza entre tus seguidores.

El siguiente paso será cuando ellos busquen solucionar una necesidad. En ese momento ya te tendrán perfectamente ubicado como la marca más relevante en el mercado y se dará naturalmente la compra.  

Incluso, cuando tienes una estrategia de marketing de contenidos puedes nutrir continuamente a tus seguidores y clientes de información sobre ti al tiempo que creas vínculos que no se logran con un anuncio. Todo basado en un intercambio: tu marca da conocimiento de valor y a cambio tus consumidores dan su atención. 

Crecer un negocio es más sencillo si conoces a tus clientes y estás dispuesto a conversar con ellos. Puedes mostrarles que tienen un aliado en la búsqueda de una vida sin problemas y no una marca que les quita el tiempo con mensajes de venta todo el tiempo. Si logras entender la diferencia verás en poco tiempo que tus ventas comenzarán a subir.

¿Quieres saber más de marketing de contenidos y cómo aplicarlo en tu emprendimiento o negocio? Ponte en contacto con nosotros y platiquemos.

Cómo lograr una transformación digital exitosa

Cuando una crisis sucede es porque algo tiene que cambiar. Y el 2020 puso a varios emprendimientos y negocios en un punto donde se vieron forzados a reinventarse y entrar a terrenos y oportunidades no consideradas previamente o que simplemente no eran prioridad en su estrategia comercial.  

Las redes sociales, el e-commerce y las apps se volvieron un must para hacer frente a la contingencia y seguir vendiendo. Sin importar el tamaño o el sector, de la noche a la mañana todo tipo de negocios comenzaron a desarrollar su presencia online. 

Sin embargo, en muchos casos, fue con algunos tropiezos y desconocimiento natural de lo que implicaba. 

Ya en pleno 2021 la estrategia digital de tu marketing de contenidos debe ser más fuerte que nunca y debe ejecutarse contemplando nuevos siguientes factores.

  1. Hay un nuevo tipo de consumidor

Y ya probaron las ventajas de comprar en línea y ser atendidos sin salir de su casa. No significa que la experiencia física vaya a ser sustituida, pero este cambio de hábitos llegó para quedarse y los negocios deben dedicar recursos a satisfacer sus necesidades online. 

Como clientes, queremos servicio lo más rápido posible y conocer tu oferta y la forma en que nos soluciona un problema de forma sencilla y desde nuestro sillón. Nos hemos vuelto más exigentes y lo queremos todo rápido. Nos gusta mandar mensajes y que nos respondan en el momento. 

Si no recibimos respuesta de tu negocio cuando queremos algo, con solo un clic ya estamos buscando a tu competencia.

Utiliza tus contenidos para establecer un nuevo lazo de comunicación con tus seguidores. Resuelve sus preguntas más frecuentes sobre tus productos usando formatos fáciles de consumir y desarrolla un nuevo canal para estar en contacto con ellos usando videos, posteos con contenido de valor y hasta transmisiones en vivo en Facebook Live o Instagram.

  1. Monta tu página web o e-commerce ya y llénalo de información útil

Si tu negocio no requiere de un comercio en línea, es indispensable que tengas al menos un sitio web. No importa si eres un emprendimiento pequeño. No tener un website significa perder posibles clientes, ya que al tener tu página aumentas la visibilidad de tu marca para buscadores como Google y Bing. 

Recuerda que tu reputación como marca debe verse reflejada en el mundo en línea. Si eres conocido por un servicio impecable, así debe de ser digitalmente. O si tus clientes te identifican por tener un amplio surtido de productos, tu e-commerce debe de estar montado de tal manera que reduzca la fricción a la hora de comprar y encuentren lo que buscan de forma fácil. 

Cuando tengas en línea tu sitio sigue la parte laboriosa. Mantenerlo con visitas constantes. Y para lograrlo requieres tener una estrategia de marketing de contenidos que te permita brindar información que le sea útil a tu audiencia.

Así, esta comunidad visitará tu página web y regresará a ver el nuevo contenido. 

Recuerda que tiene que ser de valor, no se trata de solo publicar por publicar. Y si tienes un e-commerce considera las ventajas de tener un blog donde podrías explicar el funcionamiento de tus productos a la vez que ejerces como evangelizador de los mismos.

  1. Acércate a los anuncios pagados

Si tú entregas un folleto en la calle… ¿al final del día sabes cuántas mujeres lo vieron? ¿O cuáles eran sus edades? ¿Al menos sabes si son de tu localidad? Las mismas preguntas aplican para anuncios en una revista o periódico. Y un espectacular en una transitada avenida ni se diga.

El problema principal con los medios de publicidad tradicionales es que no estás seguro si les llegan a las personas indicadas. Es decir, las personas que pueden adquirir tu producto o servicio (y que realmente tienen un interés potencial).

Al crear anuncios en alguna plataforma en línea como Facebook o Google tienes la posibilidad de segmentar tus mensajes y dirigirlos a aquellos que cumplen con ciertas características (edad, género, aficiones, ubicación y mucho más) acordes a tu plan comercial. 

Y como complemento, en tu sitio web crea un newsletter donde se puedan registrar los visitantes para recibir noticias de tu empresa usando su email. Posteriormente usa esa base de datos para dirigir tus anuncios a las personas dentro de esa lista (se puede exportar en Facebook Ads). Tendrás más probabilidades de cerrar algo ya que han mostrado interés previo en tu marca.

  1. Siempre proporciona contenido de valor

Ya sea a través de los correos o de webinars, debes establecer un lazo fuerte con tu audiencia. Te tienen que percibir como un negocio confiable y con autoridad en lo que dice y recomienda. Haz un hábito el calendarizar todas tus comunicaciones basándose en tu plan de marketing y tendencias en redes sociales. 

También utiliza el storytelling para hablar de lo que hay detrás de tu negocio, tus colaboradores, los clientes que ya tienes y cómo les cambiaste la vida a través de tus productos y servicios.

Sé honesto y enfócate en un mensaje central: cómo solucionas un problema o resuelves una necesidad. Esta es tu brújula. 

Aprovecha plataformas gratuitas como Streamyard para hacer videos o lives donde lleves tu mensaje en un nuevo formato a nuevas audiencias. Los consumidores nos hemos acostumbrado a la era de los webinars, donde tenemos la oportunidad de conocer más a fondo a las marcas y sus creadores y el video live se ha vuelto esencial en los planes de marketing de contenidos. 

Ahora más que nunca es el momento de redoblar esfuerzos en nuestras estrategias de venta y captación de clientes. La ventaja del mundo digital es que permite experimentar con formatos y herramientas que pueden ahorrar tiempo y recursos. 

Si deseas la ayuda de un profesional en marketing de contenidos que te ayude a revisar tu estrategia o implementarla, puedes contactarnos aquí. Será un gusto conocerte.